Bragas vibradoras a control remoto

Para todas aquellas chicas atrevidas se ha creado un excelente juguete íntimo que les permitirá disfrutar a solas o en pareja, ya que por la utilidad que tiene permite llevarlo consigo a cualquier lado o muy bien utilizarlo en ocasiones especiales para momentos de intimidad. Conoce un poco más sobre las maravillosas bragas vibradoras a control remoto.

A diferencia de las bragas comunes, la braga o tanguita vibradora es simplemente un vibrador a control remoto ajustado en una prenda de lencería que suelen utilizar las mujeres para poder estimular su clítoris en el momento deseado.

Satisfacción mientras haces tus quehaceres del hogar

El principal objetivo de este tipo de bragas es que puedas estimular tus partes íntimas y hasta masturbarte sin la necesidad de tener que sujetar el vibrador.

Una de las ventajas de las bragas vibradoras a control remoto es su versatilidad a la hora de usarlas, pues podrías encontrarte en un lugar público usándolas y solo tú sabrías que las cargas.

También así, puedes estar en tu casa realizando tus labores cotidianas y disfrutando de una buena estimulación en tu clítoris.

Jugando también se disfruta

Un juguete más con el que puedes disfrutar junto a tu pareja, pudiendo satisfacer algunas fantasías mientras se encuentran caminando por la calle o en algún lugar público sin que nadie se percate que llevas un juguete sexual contigo.

Algunas parejas suelen utilizar este tipo de accesorios para mejorar los preliminares a las relaciones íntimas o quizás para complacer algunos deseos y fantasías que alguno de los dos tenga.

Características

  • Cómodas y discretas.
  • Vienen hechas de materiales habituales (algodón, nailon, látex, cuero, etc.).
  • Se consiguen de diferentes tallas.
  • El control puede tener un alcance hasta de 10m.
  • Algunas vienen con ajustes de velocidades para aumentar el placer.

Obtén un mejor orgasmo 

Una vez que ya estas algo familiarizada con el uso de las bragas vibradoras a control remoto, puedes mejorar tu orgasmo de la siguiente manera:

  • Ve a un lugar donde te sientas cómoda.
  • Colócate tus bragas vibradoras y comienza la estimulación.
  • Mientras más excitada te sientas, aumenta la intensidad de vibración.

Poniendo en práctica estos tres pasos lograrás alcanzar un orgasmo inigualable en la intimidad de tu habitación.

Es importante que recuerdes lo necesario que es el mantener una buena limpieza no solo de este sino de cualquier juguete erótico que tengas, para así evitar posibles infecciones no deseadas.

 

Deja un comentario